La ecografía neuromusculoesquelética es una valiosa herramienta diagnóstica, de control y de apoyo al tratamiento que consiste en la obtención de imágenes del cuerpo humano a partir de unas ondas de ultrasonidos emitidas en forma de haz que se reflejan en los diferentes tejidos sobre los que se proyectan. Es una manera inocua, indolora y en tiempo real de visualizar las diferentes estructuras tisulares que son objeto de estudio.

 

Como otros tantos avances en el campo de la medicina y de la salud, la aplicación de los ultrasonidos como medio diagnóstico comienza a raíz de una guerra, concretamente de la 2ª Guerra Mundial. En lo sucesivo, gracias al desarrollo tecnológico del último cuarto de siglo XX se implementan mejoras en la obtención y en la resolución de imágenes mediante ecografía evolucionando hasta conseguir lo que vemos hoy en día, representaciones dinámicas en escala de grises de alta calidad y nitidez con acotación temporal inmediata.

 

Desde Fisioterapia BeMOV en León somos conocedores de las capacitaciones, competencias y acotaciones que posee la técnica de ecografía, de ahí que la incorporemos a la práctica de trabajo diario como una herramienta de potenciación de nuestro éxito terapéutico al servirnos de ventana a la que asomarnos para poder emitir un juicio diagnóstico de fisioterapia fidedigno, dinámico e instantáneo basado en las alteraciones en la estructura y en la función que acontecen al tejido que estamos valorando sin pretender en momento alguno dictar un diagnóstico médico.

 

Para nosotros, como fisioterapeutas, la ecografía, es un complemento adicional a incorporar a la batería de tests manuales o instrumentales que ayudan a detectar a nivel neuromusculoesquelético características deficientes que expliquen los impedimentos y las limitaciones para la realización de ciertos movimientos y acciones para la persona, así como su mermada concurrencia en actividades cotidianas, deportivas, profesionales, sociales, etc.

 

Además de para esto, en Fisioterapia BeMOV en León utilizamos la ecografía para beneficiarnos de las ventajas que tiene al asistirnos como guía en tratamientos mínimamente invasivos y en aquellos en los que se busca la activación específica de un músculo profundo difícil de valorar de manera táctil, así como para tener también un control objetivo y veraz del proceso evolutivo con el fin de respetar el principio de progresión del tratamiento de fisioterapia basado en la seguridad, la certidumbre y la eficacia.

 

El valor añadido de la técnica de ecografía que reconocemos en BeMOV Fisioterapia en León reside en que elimina la incertidumbre permitiendo incluso identificar posibles o verdaderas alteraciones tisulares que requieren de derivación inmediata a un médico especialista, hecho que en ocasiones es determinante para el devenir evolutivo del paciente.